NUESTRA HISTORIA

1954
1954

Los inicios de Olives Rosselló

Los orígenes de Olives Rosselló se remontan al 1954 en Llubí, Mallorca. El matrimonio formado por Joan Rosselló i Magdalena Perelló empieza a comprar alcaparras que se recolectaban en el mismo municipio de Llubí y Campos. Las elaboraban de forma artesana para comercializarlas en los principales mercados de las Islas Baleares destacando los de Santa Catalina y del Olivar en Palma.
1972
1972

Expansión internacional

El carácter emprendedor de Tòfol Rosselló, hijo de los fundadores, impulsa las exportaciones internacionales de las alcaparras a países tan diversos como México, Suráfrica, Puerto Rico, Estados Unidos, Alemania o Dinamarca.
1977
1977

Nueva fábrica en Llubí

La historia de Olives Rosselló se encuentra íntimamente ligada con el municipio de Llubí, ubicado en el centro de la isla. En 1977 finalizan las obras de construcción de la nueva fábrica de elaboración y distribución en Mallorca y sede central de la empresa.
1986
1986

Son Mesquidassa

La adquisición de la finca de Son Mesquidassa en Felanitx hace realidad el anhelo de la familia Rosselló de contar con una extensa tierra de cultivo en Mallorca. Más de 100 hectáreas de terreno destinadas en exclusiva al cultivo de la alcaparra utilizando los procesos más avanzados para obtener un producto de alta calidad. Posteriormente, a principios del S XXI se decide convertir la finca en una plantación de olivo arbequina que forma parte de la DO Mallorca.
1992
1992

Instalaciones en Sevilla

El crecimiento de Olives Rosselló es una constante a lo largo del siglo XX. El incremento de ventas lleva la empresa, en 1984, a construir una pequeña nave de procesado de producto en Coria del Rio, Sevilla, epicentro de la producción de la aceituna de mesa. Al 1992 se inaugura la nueva nave, con más de 15.000 m² y una maquinaria de última generación.
2000
2000

Impulsando la aceituna partida de la Serra de Tramuntana

Desde los inicios, Joan Rosselló, compraba grandes cantidades de aceituna de la Sierra cosa que contribuía a mantener varios olivares y fincas de gran extensión. Fue a partir del año 2000 con el impulso que también le dieron la Cooperativa de Sóller y la administración que se popularizó el consumo de la aceituna partida mallorquina.
2009
2009

Olis Balle, nuevo miembro de la familia Rosselló

Olives Rosselló adquiere Olis Balle, el aceite más emblemático de Mallorca. La empresa arrecia su posición líder en la venta de aceite y aceitunas.
2019
2019

Innovación y sostenibilidad

La innovación y sostenibilidad son principios esenciales para Olives Rosselló. En el año 2019 se inicia un proyecto para cultivar hinojo marino en la finca de Corbera, Llubí. Por primera vez, esta planta silvestre y protegida se consigue cultivar en el interior de Mallorca después de un meticuloso proceso de recolección de semilla y preparación del campo de cultivo.